ELIMINA EL DOLOR DE RODILLAS Y DE ARTICULACIONES CON ESTE REMEDIO NATURAL

Remedios Naturales 7442 Visitas
 
 
 
El dolor de rodillas y articulaciones pueden ser difusos, recurrentes o transitorios, vinculados a una patología o manifestarse de forma crónica. Si es recomendable consultar a un médico si padece dolores articulares, para determinar la causa; es posible aliviarlos con remedios caseros que pueden complementar o apoyar el tratamiento médico.

 

Remedios caseros para dolor de rodillas y articulaciones

La inflamación de una rodilla por desgaste de la articulación, o experimentar dolor en los dedos de las manos o de los pies son procesos habituales que casi siempre nos obligan a tener que recurrir a un fármaco para eliminar dicha molestia.

Ahora bien, existen maravillosos antiinflamatorios naturales que pueden aliviar el dolor articular de  forma muy efectiva. Obviamente, siempre deberemos seguir en primer lugar las prescripciones médicas pero, cuando estés en casa y sientas la necesidad de tomarte un calmante o el clásico ibuprofeno; recurre antes a estos antiinflamatorios naturales. ¡Verás qué alivio te ofrecen!

 

 ACEITE DE OLIVA Y  LIMÓN

Nuestro primer remedio para El dolor de rodillas y articulaciones es El aceite de oliva y limon;  Aceite de oliva tiene poderosas propiedades antiinflamatorias. Por eso, incluirlo frecuentemente en la dieta diaria y hasta usarlo para realizar masajes, ayuda a reducir la inflamación o el dolor causado por la artritis.

Ingredientes:

1 taza de aceite de oliva

Cáscaras de 2 limones

5 hojas de eucalipto.

Alivia el dolor de las rodillas, la espalda y las articulaciones en menos de 30 días

 

Preparación:

• Cortar las cáscaras de los limones en trozos pequeños y metedlas en un frasco de cristal.

• Luego, añadid el aceite de oliva y cubrid por completo las cáscaras de los limones.

 

Cortar las hojas de eucalipto en pequeños trozos y mezcladlos con los demás ingredientes. Cerrar el frasco y conservadlo en un lugar fresco y oscuro durante dos semanas. Pasado este tiempo, filtradlo con un colador.

Modo de empleo:

• Empapar una venda de gasa en la mezcla y aplicarla sobre la articulación dolorida.

• Luego, cubrid el vendaje con film plástico y dejad que el aceite actúe durante toda la noche.

Repetir el tratamiento todas las noches hasta reducir el dolor. La cáscara del limón contiene sustancias que ayudan a relajar los músculos y las articulaciones, lo que mejora el movimiento de estos. Otra alternativa, es mezclar un poco de aceite esencial de lavanda y calentar a temperatura media antes de masajear la zona.

 

ROMERO

El romero tambien es un buen remedio casero para El dolor de rodillas y articulaciones; el romero es una hierba aromática que tiene un efecto calmante porque es rica en ácido ursólico. Actúa sobre infecciones alrededor de cartílagos y articulaciones. Puedes integrarlo a diario en tu cocina.

además, es muy utilizada en todo tipo de remedios caseros. ¿Sabías además que tiene la propiedad de actuar del mismo modo que un calmante? Es estupenda para reducir todo tipo de dolores articulares.

 

Esto se debe, básicamente, a que en su composición dispone de ácido ursólico, el cual combate de forma muy efectiva este tipo de infecciones que se producen alrededor de los cartílagos o en las articulaciones de manos y rodillas, y sin provocar ningún efecto secundario.

Ingredientes

  • 200 gramos de romero.
  • 2 vasos de agua (400 ml).

Modo de empleo:

No tienes más que realizar una infusión. Cuando el agua esté hirviendo, añade las ramitas de romero para que se destilen las propiedades a lo largo de 20 minutos. Pasado ese tiempo, deja que repose. Puedes tomar dos tazas al día.

JENGIBRE

Es uno de los mejores antiinflamatorios naturales capaz de reducir considerablemente el dolor articular, especialmente el dolor y la inflamación provocada por la artritis . ¡Así que lo consumimos sin restricciones!

Así pues, los días en que padezcas de ese sufrimiento, no dudes en prepararte el siguiente remedio.

Ingredientes

  • 200 gramos de raíz de jengibre rallada.
  • Dos vasos de agua (400 ml).
  • 2 cucharadas de miel.

Modo de empleo:

Al igual que en los ejemplos anteriores, haremos una infusión con la planta medicinal. En este caso, cuando el agua esté hirviendo, añade el jengibre para que se haga una cocción a lo largo de 20 minutos. Pasado ese tiempo, deja que repose 10 minutos para, después, colar el contenido.

El siguiente paso será añadir las dos cucharadas de miel. Como ves, la miel es un ingrediente imprescindible en este tipo de remedios ya que, gracias a sus propiedades naturales, también combate muy efectivamente todo tipo de dolor articular. Recuerda beber dos tazas al día. Te dará buen resultado.

Compartir

Comentarios