Deja tus ollas y sartenes como nuevas con este truco casero de limpieza.

Remedios Naturales 21653 Visitas

Ollas, sartenes, cacerolas y todo tipo de recipiente para cocinar que utilizamos a diario y desde hace mucho tiempo seguramente conoció mejores épocas, pero tanta comida preparada para la familia y amigos con el tiempo deja huella en nuestros utensilios de cocina.
Aunque las manchas que se van a adhiriendo a la base de cada uno de estos elementos da cuenta de que en casa preparamos comida casera, queremos conservarlos lo mejor posible precisamente para poder seguir utilizándolos y ver cómo se van percudiendo en la base nos resulta penoso.
Esta suciedad es particularmente rebelde y requiere de mucho tiempo y esfuerzo para retirarla, además de poner en peligro nuestras uñas y dañar la piel de las manos con productos químicos abrasivos que es preferible no tocar.

 

¿Quieres conocer un truco casero para librar a tus ollas y sartenes de estas manchas oscuras?

Desde siempre rasquetear durante horas la base de las ollas para limpiarlas, pero cuando sepas lo fácil y económico que resulta utilizando este truco casero, no lo podrás creer.

Procede de la siguiente manera:

Deja tus ollas como nuevas con este sencillo truco casero. Increíble!

– Toma una bandeja o recipiente en el que puedas introducir tu olla o sartén a limpiar.
– Agrega sal en la base hasta cubrir la mancha que desees limpiar y agrega tanto jugo de limón como sea necesario para que la sal se humedezca por completo. ¡No tires las cáscaras!
– Deja actuar durante 4 horas y luego frota las cáscaras de limón sobre las manchas de manera enérgica.
– Finalmente, lava con agua caliente y detergente frotando con una esponja.
Este es un truco más que sencillo y en el que no tienes que invertir mucho dinero. Te ahorrará tiempo de limpieza y esfuerzo.

 

Con estos productos caseros, tus ollas y sartenes quedarán relucientes

  • No necesitas productos costosos para que tu vajilla luzca como nueva
 
$!Con estos productos caseros, tus ollas y sartenes quedarán relucientes
Descubre hoy algunos trucos ecológicos para limpiar las ollas.
 

Olvídate de gastar un dineral en desengrasantes y pulidores. Descubre hoy algunos trucos ecológicos para limpiar las ollas.

Protege tu bolsillo y el ambiente con estos tips para renovar la vajilla que puedes aplicar hoy mismo y con elementos que tengas en tu hogar.

La limpieza de tus olla o sartenes dependerá del material con el que estén hechas:

– Vajilla de cobre

Cubre la superficie con cachú o catsup y deja reposar entre 5 y 30 minutos. Luego enguaja con agua y seca inmediatamente.

– Vajilla de hierro fundido

Mientras esté caliente, moja con agua mineral con gas la olla o sartén. El burbujeo evitará que la comida se pegue y así será más fácil quitar las costras.

– Vajilla de cerámica o porcelana

Pon las sartenes u ollas de este material en agua con bórax por un par de horas. Luego, lávalas con agua y jabón.

Con estos productos caseros, tus ollas y sartenes quedarán relucientes

– Vajilla de aluminio

Cuando el material está ennegrecido, restriega la superficie con un trapo humedecido con leche. Otra opción es hervir 250 mililitros de agua con dos cucharadas de cremor tártaro por diez minutos.

Si el aluminio es pulido, frota la superficie con una bayeta humedecida con una parte de aceite vegetal y otra de alcohol. Antes de enguajar, hunde la vajilla en una mezcla de agua caliente y jugo de limón.

Si el aluminio es satinado, disuelve un poco de bicarbonato de sodio en agua tibia y limpia con una esponja.

Los vinagres de todo tipo pueden usarse para darle brillo a las ollas y sartenes. Pero, lo más importante, es secar la vajilla inmediatamente después de ser lavada con un paño seco para que no queden manchas de sarro.

 

El estado de tus ollas también depende de los productos a usar.

– Vajilla con grasa pegada

Para quitar la grasa, usa mitad de una papa untada con bicarbonato de sodio como si fuera una esponja. Ve cortando las partes sucias de la papa y sigue frotando hasta quitar toda la grasa. También puedes usar ceniza, como se hacía en la antigüedad.

– Vajilla quemada o con restos

Coloca la vajilla sobre el fuego. Pon vinagre blanco hasta cubrir el fondo, agrega una cucharada de sal y calienta unos minutos sin que se evapore el líquido. Deja enfriar fuera del fuego y frota con un estropajo suave.

 

 

Compartir

Comentarios