Cómo reducir las arrugas nasolabiales sin rellenos ni cirugía

Remedios Naturales 1920 Visitas

 

Después de las patas de gallo, las líneas de expresión que se forman entre la nariz y la boca, son las más recurrentes. Antes de ir a rellenarlas, te decimos cómo reducir las arrugas nasolabiales sin rellenos ni cirugía.

 

Quizá alguna vez has escuchado las anécdotas de personas que no sonríen para evitar las arrugas nasolabiales. Y es que, al sonreír, notas como se marcan unas líneas de cada lado de tu boca, que con el tiempo se convierten en el surco nasogeniano o arrugas nasolabiales.

 

¿Qué es el surco nasogeniano?

 

El surco nasogeniano, es una de las principales líneas de expresión que se forman en el rostro, en el límite entre la mejilla y la nariz y boca. Con el tiempo, se convierte en una arruga profunda que va de la base de la nariz a la comisura de los labios.

 

De acuerdo a la Dra. Laura Salvador Miranda, del Antiaging Group Barcelona, estos surcos se forman con el paso del tiempo por dos factores principales: la gesticulación y el envejecimiento del rostro, pues con los años los tejidos faciales caen desde las zonas laterales hacia las centrales y hacia abajo por los ligamentos de retención faciales.

 

¿Cómo reducir las arrugas nasolabiales sin rellenos?

 

Uno de los tratamientos más comunes para el surco nasogeniano, es el relleno con ácido hialurónico u otras sustancias, según la profundidad. Pero si no estás convencida de este procedimiento, hay otras opciones que pueden ayudarte a disimular estas arrugas.

 

Masaje en el surco nasogeniano para disimularlo

 

La esteticista Carmen Navarro, explica que realizar un masaje facial antes de dormir, ayuda a relajar la zona y estimular la formación de fibroblastos, mejorando las fibras de colágeno y ayudando a la firmeza de la piel.

 

Comienza con unos “pellizcos” intensos entre el labio superior y la comisura de la boca, hacia arriba, y finaliza con pellizcos más suaves enfocándote en estos surcos. Para trabajar tu rostro completo, prueba la técnica japonesa asahi.

 

Cuida tu rostro mientras duermes

 

Solemos aplicar cremas de noche para reducir o prevenir las arrugas, sin tomar en cuenta que nuestra posición al dormir también influye. Al dormir de lado, recargas tu rostro sobre la almohada, lo cual contribuye a marcar las líneas de expresión.

 

La recomendación de los expertos en estética, es dormir boca arriba y elegir texturas suaves en tus almohadas, como la seda. Finalmente, al despertar masajea tu rostro para estimular la circulación.

 

Apuesta por el ácido hialurónico

 

Mantener nuestra piel hidratada, no sólo ayuda a prevenir las arrugas, también a reducir su apariencia, y elegir una crema con ácido hialurónico ayudará a darle el empujón que necesita a nuestra piel.

 

El ácido hialurónico es un excelente humectante, pues retiene las moléculas de agua en la superficie de la piel, reduciendo la velocidad con que se evapora el agua. Asimismo, estudios han apuntado a que contribuye a aumentar la elasticidad de la piel y mejorar la profundidad de las arrugas.  

 

Retinoides para combatir las arrugas nasolabiales

 

De acuerdo a la Harvard Medical Schoollos retinoides aumentan la producción de colágeno y estimulan la producción de nuevos vasos sanguíneos, por lo que tienen un importante poder antienvejecimiento en la lucha contra las líneas de expresión y arrugas, incluyendo el surco nasogeniano.

 

Uno de los integrantes de la familia de los retinoides, es el retinol, presente en cremas humectantes y tratamientos faciales. Búscalo en la fórmula de los productos de tu rutina de skincare para rellenar y corregir las arrugas sin someterte a los piquetes de las agujas.

 

 

ELIMINA LAS ARRUGAS CON CREMA NIVEA Y UN HUEVO, TE VERAS 10 AÑOS MAS JOVEN

 

¿Cómo prevenir las arrugas nasolabiales?

 

Para prevenir las arrugas nasolabiales o el surco nasogeniano, cuidar nuestra piel por dentro y por fuera, es clave. Además de mantener la piel hidratada, dos consejos muy importantes, son: usar protector solar y evitar fumar.

 

En primer lugar, porque los rayos ultravioletas del sol, pueden ser dañinos y contribuyen al envejecimiento prematuro; usar un protector solar con factor de protección mínimo de 15, ayuda a prevenir sus efectos.

 

Por otro lado, el tabaquismo también se asocia al envejecimiento prematuro, al dañar el colágeno y provocar que la piel reciba menos oxígeno. Asimismo, recuerda que es muy importante desmaquillarte al final del día y lavar tu rostro.

 

Finalmente, hidratar tu cuerpo desde el interior e incluir en tu dieta alimentos ricos en vitamina E, como el aguacate, nueces, margarinas y aceites vegetales, también es importante, pues contribuye a la formación de colágeno y regeneración de la piel.

 

Ahora que ya sabes cómo reducir las arrugas nasolabiales sin rellenos ni cirugía, aplica estos trucos y aleja el envejecimiento prematuro de tu piel. 

Compartir

Comentarios