¿QUÉ LE PASA A TU CUERPO SI COMES AJO Y MIEL EN AYUNAS?

Remedios Naturales 4163 Visitas

 

La miel y el ajo son superalimentos conocidos por su grandes propiedades saludables para nuestro organismo

 

Sobradas son las cualidades del ajo y de la miel como superalialimentos ingeridos de forma independiente, pero qué pasa si los juntamos y creamos un producto que haga que brote la salud de nuestro cuerpo. Además se propone una técnica de elaboración que ayudar a fermentar la mezcla con lo que crearemos un probiótico muy potente y de sabor muy interesante. Ajo actúa de antibacteriano y la miel de antibiótico natural, pero son muchas las razones que nos invitan a tenerlos presentes en nuestra dieta diaria. 

 

¿QUÉ PASARÁ CON SU CUERPO SI SIETE DÍAS CONSUMES AJO Y MIEL EN AYUNAS? (VIDEO) Con dos recetas

¿Qué pasaría si se juntan ambos ingredientes para consumirse a diario? Basta con reunir la miel y el diente ajo picado, colocarle una tapa y ponerlo en un lugar oscuro durante una semana. Puedes ingerir una cucharada, solo o diluido en agua tibia antes de desayunar, durante siete días seguidos; después, descansa un par de semanas y retoma la rutina. Conserva la mezcla a temperatura ambiente. 

Estos son los efectos que experimentará tu cuerpo gracias a la mezcla de ajo de miel:

 Mejora la circulación sanguínea y disminuye la presión arterial. Los compuestos azufrados del ajo y los nutrientes de la miel, ejercen un efecto anticoagulante y tonificador de las venas, evitando la formación de trombosis y várices. 

Controla el colesterol malo. La alicina del ajo desintoxica la sangre, elimina el exceso de colesterol y regula los triglicéridos. 

Reduce la inflamación. Tanto el ajo como la miel disminuyen la inflamación, pues actúan como desinflamantes de artristis, retención de líquidos y trastornos musculares. 

Fortalece el sistema inmunitario. Gracias a las propiedades antifúngicas y antimicrobianas del ajo y la miel, estos ingredientes forman un gran apoyo al sistema inmunitario. Ambos incrementan la respuesta contra virus, bacterias y patógenos. 

Elimina la tos. Siendo de origen bacteriano o viral, la combinación de la miel y el ajo calma la sensación de irritación de la garganta; además, tiene un efecto expectorante que estimula la eliminación de las flemas. 

Reduce los síntomas de gripas y resfriados. Las propiedades de ambos eliminan al virus, estimulando la actividad de los anticuerpos que se encargan de proteger las vías respiratorias.  

 

Compartir

Comentarios